Palacios del Alcor

En la Edad Media, Palacios del Alcor ya pertenecía al  Alfoz de Astudillo. Durante los siglos XV y XVI fue posesión del obispo de Palencia. El rey Felipe II incorpora esta pequeña localidad a la corona. Desde el cerro donde se emplaza esta población cerrateña se domina el valle medio de Astudillo, municipio en el que se integra en la actualidad.

Entre el casco urbano de Palacios del Alcor, conformado por buenos ejemplos de las tradicionales casas de piedra del Cerrato Palentino, se alza la robusta iglesia de la Asunción, una soberbia obra gótica de cantería construida a lo largo de los siglos XV y XVI. Anteriormente a ésta, hubo otra iglesia dedicada a San Salvador, hoy desaparecida.

Iglesia de la Asunción Palacios de Alcor

En el templo, de una sola nave, destaca su cabecera poligonal cubierta por elegantes bóvedas de arista y su esbelta torre. A los pies de la iglesia, la capilla del Cristo del amparo, está presidida por un crucifijo del siglo XVII.

Iglesia de la Asunción Palacios de Alcor

En su interior también resaltan otras tallas como las de Santa Juliana, San Quirico, la Asunción de la Virgen, San Isidro y San Bernardo. También contiene una buena imagen del siglo XIII de la Virgen con el Niño, llamada Virgen de Puig.

Situada a escasos metros de la Iglesia, se emplaza la Ermita del Cristo del Amparo.