Voto Villa de Torre

La despoblación de Torre originó un largo pleito entre Astudillo y Santoyo por la posesión de su iglesia de Santa María. Finalmente el templo se agregó a las tres parroquias de Astudillo (sentencia del tribunal eclesiástico de Palencia de 1657 y del tribunal supremo de Rota de 1675). En dicho pleito y sentencia por primera vez se denomina a este despoblado Torre Marte. Denominación que algunos investigadores han considerado un simple error de trascripción y que sin embargo se ha mantenido hasta nuestros días. También Santoyo y Astudillo pleitearon por la jurisdicción municipal del término y campo del despoblado, hasta que en el año 1851 se reconoció la incorporación de Torre a la jurisdicción de Astudillo. En esta misma sentencia se establece la mancomunidad de los pastos en el campo de Torre entre ambas poblaciones.

Para José Luis Alonso Ponga (“Rito y  sociedad en las comunidades agrícolas y pastoriles de Castilla y León”, Madrid 1999) las disputas entre Astudillo y Santoyo por la propiedad de este despoblado pudo ser la causa del conocido “Voto de Torre” que hicieron los eclesiásticos astudillanos el 27 de abril de 1692 y por el que se comprometían a acudir todos los años en procesión el día primero de mayo hasta la ermita y celebrar una misa en el altar del Santísimo Cristo. Al día siguiente, el Ayuntamiento se unió a este voto confirmando su presencia en esta procesión que cada año partía de una de

las parroquias de Astudillo. La institución del Voto Villa vendría a coincidir con el litigio que aún mantenían Astudillo y Santoyo por la posesión del término municipal de Torre y sería para este autor un indicador de la fuerza moral y el vínculo con el que se ataba tanto el clero como el pueblo de Astudillo no sólo por la devoción al Santísimo Cristo, sino también como afianzamiento de los derechos sobre una determinada propiedad entonces disputada por la cercana localidad de Santoyo.

Sea éste o no el origen del Voto Villa, la importancia que esta tradición fue adquiriendo con el paso del tiempo no puede explicarse sin tener en cuenta la gran devoción que las gentes de esta comarca han profesado siempre por la imagen del Santísimo Cristo. Desde mediados del siglo XVII, la antigua iglesia parroquial de Santa María de Torre comenzará a ser conocida como Ermita del Santo Cristo por albergar en su interior esta milagrosa imagen que, según la tradición, fue tallada por Nicodemo y llegó hasta aquí desde Tierra Santa flotando por las aguas sin que nadie pudiera pararla hasta que se detuvo en un recodo del río Pisuerga cercano a Astudillo.

Con la instauración del Voto Villa se acrecentó de forma notable la devoción al Santo Cristo. En la actualidad, la romería del Voto Villa de Torre sigue congregando el primer domingo de mayo a un gran número de astudillanos y vecinos de los    pueblos de su entorno.

Programa

Viernes, día 29  de abril.

  • 18:30 h. El escritor astudillano Santiago J. Zurita Manrique firmará ejemplares de su novela histórica “1588. No tengo más que darte”, en el estanco de Astudillo. Punto de venta.
  • 19:30 h. Conferencia literaria a cargo de Santiago J. Zurita Manrique. Presentación de su novela:

Lugar: Salón de Actos Casa de Cultura.

Domingo, día 1 de mayo.

  • 12:00 h. Solemne misa en honor del Santo  Cristo de Torre.
  • 13:00 h. Actuación  del Grupo de Jotas “Villa de Astudillo”.
  • 13:30 h. Tradicional reparto de  “queso, pan y cebolletas”.